6 rutas a Ibones con raquetas de nieve

ibon d'acherito acherito

El invierno se acerca y el Pirineo comienza a cubrirse de hielo y nieve. Los paisajes se vuelven más inhóspitos que nunca y se abren ante nosotros infinidad de posibilidades. Las raquetas son una buena forma de adentrarse en el alpinismo invernal y nos permiten alcanzar de una forma cómoda rincones de nuestras montañas que, sin ellas, sería difícil.

Los ibones, de origen glaciar, son una de las mayores riquezas que guarda el Pirineo. Visitarlos es una de las mejores formas de descubrirlo. Una delicia para nuestros ojos.

Con esta entrada os proponemos seis rutas hasta diferentes ibones del Pirineo.


1. IBONES DE ANAYET DESDE FORMIGAL

Nuestra cordillera esconde infinitos lugares que merece la pena conocer en esta época del año. Entre ellos, los ibones de Anayet. En el municipio de Sallent de Gállego, junto a la pista de esquí de Formigal y muy cerca del Portalet, se encuentra el antiguo volcán de Anayet. Y a su falda, tranquilos y vigilantes, los ibones del mismo nombre. Es una ruta clásica que nos regala una vista inmejorable del imponente Midi d’Ossau.

icon-location-arrow  Ruta completa 

ibones de anayet


2. IBÓN DE ESTANÉS DESDE SANSANET

Proponemos una ruta hasta el Ibón de Estanés desde el parking de Sansanet. La senda discurre por espacios bastante abiertos y sin grandes pendientes. En menos de dos horas llegaremos a uno de los ibones más visitados del Pirineo. El Ibón de Estanés se encuentra en el término municipal de Ansó, a pesar de situarse en la parte oriental de la comarca de la Jacetania.

icon-location-arrow  Ruta completa 

icon-location-arrow  Alternativa por el Valle de los Sarrios

ibón de estanés cima norte


3. IBÓN DE ACHERITO – VALLES OCCIDENTALES

El ibón de Acherito, en el Parque Natural de los Valles Occidentales, es resultado de una dinámica glaciar (al igual que el resto de ibones del Pirineo) que tiene su origen en el Cuaternario. La última glaciación erosionó y modeló el circo donde el posterior calentamiento de la Tierra dio origen a un lago o ibón.

icon-location-arrow  Ruta completa 

icon-location-arrow  Opción circular 

ibon d'acherito acherito


4. IBONES DE BACHIMAÑA – PANTICOSA

Si mirásemos el Pirineo desde el cielo, veríamos unas perlas azules que decoran nuestros valles. Son los ibones. En Panticosa, podemos encontrar varios de ellos. Dos de los más conocidos son los ibones de Bachimaña, alto (2.207m) y bajo (2.190m). Por su cercanía a los baños de Panticosa, es una excursión muy realizada. Además, su belleza, la vuelve indispensable para los amantes de montaña.

  icon-location-arrow   Ruta completa 

bachimaña ibones


5. IBÓN DE LHURS – VALLE DE LESCUN

El Ibón de Lhurs se encuentra en el valle de Lescun. Sin duda, uno de los lugares más bonitos del Pirineo occitano. Pasado el túnel de Somport y tras continuar varios kilómetros, a nuestra izquierda se abre paso un hermoso valle de pastores y queseros. Con verdes laderas y pequeñas casas salteadas que adornan el paisaje.

Dicen que entre las montañas del valle de Lescun pasó sus últimos días Camille, último oso autóctono del Pirineo. Seguramente no fue casualidad y quizá esa sea la razón por la que el valle conserva una magia tan especial.

 icon-location-arrow   Ruta completa 

ibon de lhurs valle de Lescun cima norte


6. IBONES BRAZATOS – PANTICOSA

La subida hasta el Brazatos Bajo (2.370m) y Brazatos Superior (2.450m) comienza en el Balneario de Panticosa. Desde ahí, tomamos la senda GR-11 que queda a la derecha del valle.

Se trata de una ruta muy cómoda, que no tiene pérdida y con la que se logra alcanzar una gran altitud. Ideal para disfrutar de uno de los rincones más bonitos y a veces desconocido del Valle de Tena.

  icon-location-arrow   Ruta completa 

ibones brazatos cima norte Pirineo valle de tena

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más rutas en este enlace

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *