Ibón de Estanés en raquetas de nieve

ibondeeestanes

Las nevadas tardías dejan nieve acumulada en el Pirineo. Paisajes de postal. Regalos de la naturaleza que avanzada la primavera, todavía nos permiten disfrutar del alpinismo invernal. Sin embargo, el deshielo y las ventanas de sol aumentan el riesgo de aludes así que hay que tener cuidado y escoger bien el punto de destino.

Proponemos una ruta hasta el Ibón de Estanés desde el parking de Sansanet. La senda discurre por espacios bastante abiertos y sin grandes pendientes. En menos de dos horas llegaremos a uno de los ibones más visitados del Pirineo.

El Ibón de Estanés se encuentra en el término municipal de Ansó, a pesar de situarse en la parte oriental de la comarca de la Jacetania. A él, se puede acceder por diferentes vías. Las más comunes son a través del valle de Agua Tuerta o desde Sansanet (ya en Francia). Nosotros optamos por esta última.


Descripción de la ruta

Después de atravesar la frontera por Somport, descendemos el puerto 4km para llegar al parking de Sansanet. Aquí dejamos el coche. En invierno, la nieve limita el espacio así que es preferible llegar pronto. Condición que, en días de sol, también nos permitirá encontrar la nieve en mejores condiciones.

ibón de estanés cima norte

Las raquetas, de momento, las colgamos en la mochila. Durante los primeros metros, la nieve solo aparece a manchas y andar con botas resulta más cómodo.

Atravesamos el río por un puente de madera y empezamos a ascender el hayedo. La senda está muy bien marcada. Además de las marcas del GR-11, algunas señales de madera orientan nuestros pasos.

Tras superar el bosque, hay más nieve acumulada. Ahora sí, toca calzarse las raquetas. El mayor desnivel se salva en los primeros kilómetros, así que a partir de ahora, el camino que llanea bastante, se hace muy cómodo para las raquetas.

ibón de estanés cima norte

Seguimos el recorrido, que no tiene pérdida, y al llegar al ibón… sorpresa. Está totalmente tapado de nieve. Espectacular. Si no sabes que ahí hay un ibón, seguro que más de uno pasaría de largo. Bonito regalo de la naturaleza.

El recorrido hasta el ibón dura alrededor de 1h y 30min. En invierno podemos sumar unos minutos más, ya que el ritmo en nieve siempre es un poco más lento.

raquetas de nieve

Sin duda, una excursión muy agradable con un final espectacular. Es ideal para realizar con niños o para iniciarse en rutas pirenaicas. Merece la pena hacerla tanto en invierno como en verano, ya que el paisaje es completamente distinto.

En poco más de una hora estaremos de vuelta en el parking de Sansanet. Felices.

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más rutas del Pirineo en este enlace

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *