Ordesa Cola de Caballo

ordesa otoño cascada cola de caballo

desniveles cola de caballo ordesa

Ya está aquí el otoño y una explosión de colores inunda el Pirineo. Castaños, rojizos y amarillos dibujan una acuarela deliciosa para los amantes de la naturaleza. Una de las mejores formas de disfrutar y experimentar esta estación es recorrer el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Hoy vamos hasta la mítica Cola de Caballo.

Ordesa está de enhorabuena. Este año el Parque cumple 100 años y no hay excusa para no visitarlo. Las bellezas del lugar son tantas que es el punto más visitado de todo el Pirineo. Recorrerlo durante los meses de otoño es, si cabe, un valor añadido.

ordesa otoño cascada cola de caballo

Las hayas (faus), predominantes en la ruta, junto a algunos arces (escarrones) y robles (caxicos) adquieren colores amarillos, marrones y rojizos que contrastan con el verde de los pinos y abetos (abets). Paisajes de contrastes acompañados por el descenso del río Arazas que no nos dejarán indiferentes.

La ruta hasta la Cola de Caballo es una de las más famosas de Ordesa. En unas 3 horas alcanzaremos la mítica cascada y recorremos un valle de tremenda belleza con puntos tan destacados como el circo y las gradas de Soaso o las cascadas de la Cueva, el Estrecho y Arripas. Lugares que por si mismos ya merecerían una excursión.


Descripción de la ruta a la Cola de Caballo

Dejamos el coche en la pradera de Ordesa. Fuera de los meses de verano y Semana Santa es posible acceder en coche, si no tendremos que coger el bus que sale desde el parking de Torla. Al final de la pradera sale una senda que nos marca el inicio de la ruta. 

ordesa otoño cascada cola de caballo

ordesa otoño cascada cola de caballo

Los primeros pasos los realizamos por una zona boscosa en la que predominan los pinos pero pronto empezamos a encontrar hayas, arces y abetos. La senda está muy bien señalizada y no tiene perdida. Además, el río Arazas nos servirá de guía y banda sonora durante toda la ruta. 

ordesa otoño cascada cola de caballo

Poco a poco empezamos a tomar altura aunque de forma suave y sostenida. Y pronto encontramos uno de los primeros altos del camino: al otro lado del valle aparece la Cascada de Arripas. Los árboles de mil colores la envuelven. 

ordesa otoño cascada cola de caballo

Seguimos el camino y nos encontramos de lleno en un gran hayedo que nos acompañará gran parte del camino. Aparecen entonces junto a nosotros las ruidosas cascadas de la Cueva y del Estrecho. Hay un pequeño sendero que nos permite acercarnos hasta casi tocar el agua. 

ordesa otoño cascada cola de caballo

ordesa otoño cascada cola de caballo

Seguimos haciendo zic zac por el camino y entonces llegamos a las gradas de Soaso. Merece la pena pararse aquí. Tomar aire y disfrutar de un entorno tan bonito. El azul intenso de las frías aguas del Arazas saltan las gradas a un ritmo que hipnotiza. 

ordesa otoño cascada cola de caballo

Poco a poco nos acercamos al destino. Alcanzamos el gran y mítico circo de Soaso. Ahora tendremos una de las mejores vistas. El macizo de Monte Perdido (Tres Sorores 3.355m), cima de leyendas y míticas ascensiones, se abre ante nosotros. A la cumbre del Perdido le acompaña a su derecha el Añisclo (3.254m).

ordesa otoño cascada cola de caballo

Recorremos el impresionante valle colgado durante 30 minutos y ahora sí, la Cola de Caballo se abre ante nosotros. Cuando la ves, no quedan dudas de por qué le dieron este nombre. Es un lugar impresionante, de una gran belleza, rodeada de un entorno único. Es una ruta que todos los amantes del Pirineo deberían hacer al menos una vez en la vida. 

ordesa otoño cascada cola de caballo

La ruta tiene una duración de 3h, a las que hay que sumar unas 2h 30′ de vuelta. Es un lugar perfecto para recorrer con niños y disfrutar de los colores del otoño. 

ordesa otoño cascada cola de caballo

 

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más rutas del Pirineo en este enlace

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *