Rocío Hurtado, coordinadora A Lurte

entrevista rocío hurtado a lurte

Rocío Hurtado es Ingeniera de Montes y coordinadora del centro A Lurte desde hace 4 años. Nació en las montañas de León y tras formarse en Italia, Suiza, Francia y Canadá, recaló en el Pirineo. En total, lleva más de 10 años dedicándose al estudio de los peligros naturales, la nieve y las avalanchas. Hoy, lo hace desde el Valle del Aragón.


¿Qué es A Lurte?

A Lurte es un centro de estudio localizado en Canfranc Estación (Jacetania) que tiene tres líneas de trabajo. El estudio de la nieve y las avalanchas, la difusión de esta información a través de los boletines y la formación a grupos y montañeros sobre los peligros que implican.

 

A Lurte es un nombre en aragonés, ¿qué significa?

A Lurte es una palabra aragonesa que significa “la avalancha”. Nos pareció un nombre muy apropiado para un centro así.

 

a lurte

 

¿Qué es y qué campos estudia la nivología?

La nivología es la ciencia que estudia la nieve. Aunque realmente abarca muchos campos: el estudio de las partículas de nieve, su estabilidad, cómo se forma o con qué propiedades físicas. Y otra parte, es también la predicción de avalanchas.

Cada nevada nieva con unas características de temperatura, de humedad o de viento concretas. De modo que cada estrato es diferente. Cómo están relacionados esos estratos determina la estabilidad del manto y eso es lo que analizamos durante todo el invierno.

 

a lurte

 

¿Podrías explicarnos cómo es vuestro día a día y qué trabajos realizáis para poder predecir el riego de aludes?

Nuestro día a día es bastante rutinario. Por la mañana temprano consultamos las estaciones meteorológicas que hay disponibles en el valle para ver cómo ha ido la noche. Luego salimos a la montaña, cada día con un objetivo concreto y variando la localización.

En la nieve tomamos datos de temperatura, humedad, espesor y hacemos diferentes tests. Entonces volvemos al centro y volcamos la información en nuestra base de datos. Los analizamos y emitimos el boletín de peligro de aludes.

 

¿Qué información podemos encontrar en un boletín de riesgo de aludes?

Todo el mundo se queda con que el nivel de riesgo es uno, dos, tres, cuatro o cinco, o si es color verde, amarillo, naranja o rojo. Pero realmente el boletín da mucha más información.

 

¿Cómo se clasifica el riesgo de aludes?

El peligro de los aludes se clasifica de acuerdo a una escala europea. Es una clasificación exponencial en la que existen cinco categorías: débil, moderado, considerable, fuerte y muy fuerte.

 

¿Qué es exactamente un alud y qué condiciones tienen que darse para que se produzca?

Para que se produzca un alud entran en juego muchos factores. Pero mientras tu tengas una pendiente de 30º o más y tengas nieve, puedes tener una avalancha.

La nieve de una pendiente está sometida a las fuerzas de gravedad, que tiran hacia abajo. Pero la nieve no se cae porque existen otras fuerzas: las de resistencia.

Si las fuerzas de gravedad superan a las de resistencia, entonces es cuando tenemos una avalancha. Probablemente por una sobrecarga, natural o provocada por nosotros. Si las fuerzas de resistencia disminuyen por el calor o la lluvia, entre otras cosas, también se producen avalanchas.

 

¿Qué consejos o nociones nos darías para saber interpretar bien un boletín de riesgo de aludes?

El consejo para interpretar el boletín es, sobre todo, sentarse a leerlo. Cada vez intentamos usar un vocabulario más fácil, más comprensible y que llegue más a la gente. Incluso usamos iconos para que sea más fácil de recordar.

Y una vez que sabes las zonas que tienes que evitar, entonces decides a donde vas. No al revés.

 

a lurte

 

A parte de los aludes, ¿qué otros riesgos de la nieve y el alpinismo invernal hay que considerar?

Los días son cortos y las temperaturas pueden ser muy bajas (de noche la nieve puede enfriarse muchísimo). Con lo cual, cualquier pequeño accidente que tengamos puede verse agravado. Podemos entrar en hipotermia más fácil y al equipo de rescate le puede costar más llegar. También están las cornisas y las placas de viento. En invierno cambian totalmente las reglas del juego.

 

Este año 12 personas han muerto a causa de avalanchas en el Pirineo. La trágica cifra es superior a la de otros años. ¿A qué crees que se debe?

Es una cosa que habrá que analizar. Todos los que nos dedicamos a esto le estamos dando bastantes vueltas.

 

En general, ¿existe formación y conciencia de los riesgos que implica practicar alpinismo invernal?

Yo creo que no. Hay un determinado sector que sí y se está dando cuenta. Y cada vez son más los alumnos que vienen a formarse. Pero también es verdad que vemos a muchísima gente increíblemente equipada, con unos equipos buenísimos, con unas actitudes o unas trazas de descender muy poco conscientes.

 

¿Cómo se espera lo que queda de invierno?

El 30 de abril terminamos la emisión de los boletines, pero va a seguir habiendo nieve. Entonces habrá unas recomendaciones generales. Lo más lógico es salir pronto y volver pronto, evitando laderas de solana a partir de medio día.

 

*Las fotografías de los vídeos y la entrevista están cedidas por A Lurte

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más entrevistas en este enlace.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *