¿Cómo elegir unas botas de montaña?

como elegir botas de montaña

Muchas personas comparten una misma afición, el deporte de montaña. Sin embargo, a menudo desatendemos una parte fundamental de nuestro cuerpo a la hora de practicar montañismo o senderismo. Para desempeñar una actividad tan intensa, cuidar nuestros pies es prioritario y nada mejor para hacerlo que contar con el calzado adecuado.

A la hora de elegir las botas correctas debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes como el tipo de terreno, la actividad concreta a desempeñar o la época del año en la que nos encontremos; en Intersport encontrarás una gran variedad de modelos que se adaptan a tus gustos y preferencias.

Desde aquí vamos a hacer especial hincapié en las características del calzado de montaña más importantes que debes conocer antes de hacer tu elección personal.


Aspectos a valorar antes de escoger nuestro calzado de montaña

No existe un modelo de bota que se adapte a cualquier tipo de actividad. De ese modo, hay un calzado específico especialmente diseñado para hacer rutas por la montaña. Ahora bien, antes de hacer tu compra, debes tener las cosas muy claras y no conformarte con cualquier diseño que te guste.

 

 icon-caret-right Suelas antideslizantes y con tacos

A la hora de hacer trekking, senderismo o alpinismo es muy importante que la suela sea antideslizante y que cuente con tacos o bien que sea dentada. Uno de los principales objetivos de este tipo de suela consiste en proporcionar un gran agarre para garantizar la seguridad.

Además, debe ser resistente a la abrasión para aumentar su vida útil. Algunas suelas genéricas  pueden ofrecer buenos resultados si lo que queremos es practicar deportes de montaña en terrenos fáciles, no así en el caso de terrenos más complicados.

 

 icon-caret-right Transpirabilidad, otro elemento clave

El calzado de montaña debe contar con un tejido o membrana preparada para evacuar la humedad y el sudor que procede del pie. Si la bota no transpira adecuadamente, tus pies estarán húmedos todo el tiempo, algo que puede conllevar situaciones delicadas: aparición de ampollas, rozaduras y hongos, así como termorregulación corporal ineficaz y enfriamiento.

 

 icon-caret-right Botas impermeables para caminar por nieve o entre charcos

No necesitas contar con botas impermeables si solo visitas la montaña en primavera o verano. Eso sí, asegúrate de escoger un calzado que favorezca la ventilación y transpirabilidad a través de un tejido con rejilla. Sin embargo, durante el resto de estaciones es conveniente disponer de un buen calzado impermeable, que además ofrezca una capacidad transpirable óptima.

 

 icon-caret-right Botas de caña mediana o alta

Al caminar por terrenos algo accidentados debemos procurar proteger nuestros pies con unas botas de caña mediana. Este diseño aportará mayor estabilidad y protegerá el tobillo ante resbalones y torceduras. Si el terreno es más complicado y accidentado, lo mejor será apostar por botas de caña alta.

 

 icon-caret-right Peso, flexibilidad y dureza

Es lógico que las botas sean más pesadas si el nivel de ruta es exigente. Las botas para practicar alta montaña en invierno son más rígidas y pesan más para soportar las duras exigencias del terreno y aumentar la capacidad térmica. Las botas semi-rígidas son más cómodas y se adaptan mejor al movimiento del pie, pero a la hora de proteger nuestros dedos ante condiciones más extremas como la nieve, lo mejor son las botas rígidas.

 

En Intersport encontrarás multitud de modelos diferentes para hombre o mujer, de forma que puedas elegir lo que más te interese. Tanto si deseas dar paseos en el monte como hacer alta montaña invernal, encontrarás el calzado más adecuado.

 

Un comentario

  1. Hola.

    Pues que quieres que te diga, pero las botas para invierno y poco mas, que sean rígidas para poder poner crampones y el resto del año, unas zapatillas de trail, que igual que se mojan se secan, pesan poco y agarran muy bien.

    Así voy yo durante muchos años y cero percances, que un día me tuerzo un tobillo … pues mala suerte, eso te puede pasar con botas o zapatillas.

    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *