Miradores de la Foz de Arbaiun

foz arbaiun

desniveles peña corneta foz de arbaiun

La erosión del agua durante siglos, de forma lenta y constante, ha dibujado impresionantes siluetas en la caliza montaña pirenaica. Un buen ejemplo de ello son las distintas foces que se alzan paralelas a muchos ríos de nuestra cordillera. Hoy visitamos la Foz de Arbaiun, en el Pirineo navarro. 

El río Salazar nace en Ochagavía y sus aguas discurren hacia el sur por el valle del mismo nombre. Baña distintos pueblos de la zona y a la altura de Iso se incrusta en la Sierra de Leire dejando al descubierto imponentes paredes verticales de hasta 400m.

buitre leonado foz de arbaiun

El hermoso paisaje de la Foz de Arbaiun, con 5’6km de longitud, es el hogar de la mayor colonia de buitres de todo el Pirineo. Aquí encontraremos centenares de buitres leonados, pero también quebrantahuesos, aguilas reales o alimoches (estos últimos sólo en los meses de primavera y verano). 

En la actualidad, la Foz de Arbaiun mantiene las figuras de Reserva Natural y Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA). Y una de las mejores formas de conocerla es acercarse a los miradores de Iso y Peña Corneta. También es muy recomendable visitar la contigua Foz de Lumbier. 

 icon-location-arrow Track de la ruta

foz arbaiun


Ruta a los miradores de la Foz de Arbaiun

En primer lugar nos dirigimos hasta el mirador de Iso, al cual podemos acceder con el coche. Desde aquí podemos contemplar el comienzo de la Foz y una de las mejores vistas de Arbaiun. Distintos paneles explicativos, informan sobre las aves rapaces que habitan estas paredes.

Tras contemplar las vistas, subimos al coche de nuevo y nos desplazamos 5min hasta un aparcamiento de tierra (mirar track para ver punto exacto). Aquí comienza una senda de unos 2,5km que discurre entre carrascas y robles. 

foz arbaiun

De forma suave se va tomando altura y en unos 40min nos topamos con el mirador de Peña Corneta. La colosal Foz de Arbaiun se abre ante nosotros. Desde aquí las vistas son impresionantes y podemos contemplar a los buitres volar bajo nuestros pies. Una gran experiencia. 

Cuidado porque el mirador no tiene vallas y existe una gran caída. 

 

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más rutas del Pirineo en este enlace

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *