Aguatuerta con raquetas de nieve

aguas tuertas agua tuerta valle cima norte

desniveles agua tuerta

Al final de la majestuosa Selva de Oza y tras atravesar Guarrinza, se encuentra el valle de Aguatuerta (así le llama la gente local, aunque normalmente se ha registrado como Aguas Tuertas). Pertenece al término municipal de Ansó, aunque se accede a través del Valle de Hecho. 

Es un hermoso valle. De postal. Muy abierto y con espectaculares vistas. En verano sus verdes pastos sirven de alimento al ganado de los pueblos cercanos y en invierno acumula mucha nieve, lo que ofrece variadas posibilidades para quienes lo visitan.

Las primeras aguas del río Aragón Subordán discurren a través de sus pastos y dibujan unas curiosas curvas que no dejan indiferente a nadie. En pocos lugares del Pirineo podemos encontrar meandros — pronunciadas curva descritas por el curso del río — tan bien definidos.

El nombre Aguatuerta tiene una toponimia muy clara. En aragonés, «tuerto» es el participio del verbo «torcer», así que el significado en castellano resulta claro. Se traduciría como «agua torcida», condición que hace del valle un lugar tan característico.

Estamos en frente, sin duda, de uno de los rincones más bonitos y especiales del Parque Natural de los Valles Occidentales. Además, se trata de un recorrido sin dificultad y muy agradecido, ideal para realizar con niños o para iniciarse.


Descripción de la ruta

Dejando atrás la Selva de Oza, continuamos por la pista que nos lleva hasta Guarrinza. En un punto el paso se corta y hay una pequeña explanada donde podemos dejar el coche. Está bien señalizado.

Es el momento de preparase. La nieve caída en los últimos días, nos permite calzarnos las raquetas desde el primer momento, cosa que agradecemos.

Seguimos la GR-11 a través de la pista. Algunas marcas están tapadas por la nieve, pero el camino es evidente. No hay pérdida. Nos dirigimos hacia el fondo del valle, acompañados en todo momento por un frío y ruidoso compañero: las aguas del Aragón Subordán, que descienden bravas a nuestra izquierda.

guarrinza cima norte agua tuerta

Recorremos poco más de 2 km por la pista sin apenas pendiente. Ahora, solo una pronunciada cuesta, que nos hará sudar un poco, nos separa del objetivo. Aquí se encuentra el Refugio Achar de Aguatuerta, en estas fechas sepultado casi por completo por la nieve. Y justo enfrente se abre, hermoso y tranquilo, Aguatuerta. 

En en una 1h 30′ hemos alcanzado la meta. Tras descansar un poco y contemplar por última vez Aguatuerta, nos damos la vuelta. En 3 horas totales estaremos de nuevo en el coche. 

agua tuerta cima norte


El Dolmen de Aguatuerta

A pocos metros del refugio, si bajamos hasta la cabecera del valle, encontraremos un monumento milenario. Cuenta la leyenda que un Duende vive y descansa en estas rocas, vigilante de quienes se adentran en el valle. Además, la panorámica que ofrece el lugar es impresionante. 

En nuestro caso, sin embargo, no tuvimos la suerte de contemplarlo, ya que el dolmen estaba enterrado bajo la nieve. Volveremos. 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más rutas de senderismo en el Pirineo en este enlace

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *