Paisaje protegido de las Foces de Fago y Biniés

paisaje protegido de las foces de fago y biniés
// Turol Jones

Desde que en la orogenia alpina se elevara la cordillera pirenaica, los elementos y el tiempo se han encargado de moldear el paisaje que nos rodea. Como el artista que esculpe en la roca; el agua, el viento y el hielo se han encargado de dibujar aquí curiosas siluetas. Entre ellas, las foces o fozes.

El Paisaje Protegido de las Foces de Fago y Biniés, declarado así en el año 2010, es uno de los 18 espacios naturales protegidos de Aragón. En conjunto, se extiende por una superficie de 2.440 hectáreas (Foz de Fago 1.158 ha. y Foz de Biniés 1.282 ha.) y las altitudes van desde los 610m del río Veral, hasta los 1.267m de la Punta del Trueno. Se ubica dentro de los términos municipales de Ansó, Canal de Berdún y Valle de Hecho, todos ellos dentro de la Comarca de la Jacetania.

Las Foces de Fago y Biniés se localizan al sur de las Sierras Interiores, como formaciones calcáreas eocenas en un relieve de colinas, areniscas y margas; y corresponden a la unidad morfoestructural del denominado Flysch. La Foz de Fago constituye un escarpe rocoso originado por el barranco Tartiste, mientras que la Foz de Biniés está formada por el río Veral tras nutrirse del Barranco de Búgalo, y su confluencia con el Barranco de San Miguel.


Formación de las foces

Cuando un río se encuentra con relieves de rocas duras y permeables como estas calizas forman angosturas y valles profundos en la tierra conocidos como “fozes”.

  1. En una primera etapa el río va erosionando las rocas blandas de las capas superiores.
  2. Cuando encuentra los estratos inferiores de rocas más duras ya se encuentra encajonado en el fondo de un valle que le impide buscar otro camino más fácil.
  3. El río continúa erosionando verticalmente las rocas de las capas inferiores (duras y permeables). Este tipo de materiales mantiene la Foz estrecha.

La roca caliza es el material que forma las fozes, en contacto con el agua, se agujerea como si de un queso gruyere se tratase (proceso de Karstificación). Las cuevas y simas así formadas en esta zona reciben el nombre de “fuebas” y “foraus” como la Fueba del Palomar y el Forau de los Gabachos.


Riqueza ecológica

Las particularidades climáticas y morfológicas de las foces, han creado unas condiciones muy concretas
bajo las cuales crece una gran diversidad florística y faunística.

Las masas de vegetación más características del entorno del Paisaje Protegido están formadas por
carrascales, boj y pino albar. Además, cabe reseñar también la gran riqueza de especies de flora rupícola que nace y crece en las repisas de los cortados de las escarpadas fozes.

De las más de 170 especies de aves que habitan el Alto Aragón, alrededor de 120 nidifican en estos valles. Destacan particularmente la alta presencia de aves necrófagas. En el paisaje protegido vive una de las mayores colonias de buitre leonado de todo Aragón. Además, podemos encontrar al quebrantahuesos y al alimoche, y otras especies características de los roquedos como el treparriscos o el vencejo real.

los buitres del pirineo infografia formas siluetas

 

 icon-arrow-circle-right Fuente: Red Natural de Aragón

 icon-arrow-circle-right También puedes leer más sobre medio ambiente y espacios protegidos en este enlace.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *