La perdiz nival en el Pirineo

perdiz nival pirineo
// F. Veronesi

Inadvertida y sigilosa, la perdiz nival es una curiosa especie boreal que habita nuestras montañas. Su perfecto camuflaje se funde con el blanco manto invernal en perfecto mimetismo. Como consecuencia, advertir sus movimientos entre la nieve es tarea complicada. 

Tras la última glaciación, el deshielo redujo la presencia europea de la perdiz nival, que quedó reducida a los principales macizos montañosos del continente. En el Pirineo, que constituye su límite meridional, encontramos la subespecie Lagopus mutus pyrenaicus


Características

La perdiz nival (lagopus muta), también llamada lagópodo alpino, es una especie de ave galliforme de la familia phasianidae. En el mundo existen hasta 30 subespecies descritas, entre las que se encuentra la propia pirenaica lagopus mutus pyrenaicus. 

La perdiz nival mide alrededor de 35cm y tiene una envergadura de 60cm, ligeramente menor que la perdiz común. En sus patas, recubiertas de plumas, posee unas potentes uñas que le permiten escarbar en la nieve. Su pico es negro y corto, y sobre sus ojos se dibuja una carúncula de color rojo.

Destaca su particular plumaje, perfectamente adaptado a las bajas temperaturas e inmejorable camuflaje para pasar desapercibida ante los depredadores. Es estacional y cambia hasta tres veces a lo largo del año. Destaca su característico manto invernal completamente blanco, tanto en los machos como en las hembras.  

plumaje estacional perdiz nival


Distribución de la perdiz nival

La perdiz nival es un ave sedentaria que se distribuye por la tundra del hemisferio norte (Eurasia y América) y los principales macizos montañosos como el Pirineo, los Alpes, los montes de Escocia o los Urales.

En el Pirineo, existe una población residente aproximada de 1.450-4.500 parejas, distribuidas en ambas vertientes de la cordillera y en altitudes superiores a los 2.000m. Sus vuelos son muy limitados, así que apenas varían su distribución. En el conjunto de Europa se estima una población superior al millón de parejas, concentradas principalmente en los países escandinavos.

mapa distribución de la perdiz nival en el mundo infografia

El Libro Rojo de las aves de España, incluye a la perdiz nival en la categoría de “vulnerable”. Aunque existe una población estable y sin apenas depredadores, los efectos del cambio climático y la masiva reducción de la masa glaciar en el Pirineo tiene un fuerte impacto en la especie. Su plumaje invernal deja de ser camuflaje sin nieve, convirtiéndola en una presa fácil. 


Alimentación

La dieta de la perdiz nival es fundamentalmente vegetariana. Consume hojas, semillas, flores, frutos y bayas, además de líquenes. Ocasionalmente, incorpora en su alimento algunos insectos, especialmente los pollos.

Durante el día se dedican a comer y en otoño guardan reservas para pasar los duros inviernos de montaña. Durante la noche, cavan una madriguera en la nieve para protegerse de los depredadores como el zorro o el águila real.

perdiz nival pirineo
// Jan Frode Haugseth

Reproducción

La perdiz nival es una especie gregaria que acostumbra a vivir en grupos que varían desde los 4 hasta los 20 ejemplares. Durante la primavera tiene la época de celo y se forman las parejas para la reproducción.

Los machos adquieren su plumaje más llamativo y realizan ágiles vuelos para marcar el territorio. A finales de mayo, la hembra pone e incuba entre 5 y 10 huevos que verán la luz durante el verano. Las duras condiciones climáticas hacen que la mortalidad de los pollos sea muy alta.  

hembra Lagopus muta

 

 Puedes leer más reportajes de fauna pirenaica en este enlace.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *