Un cazador mata a la osa Sarousse en el Pirineo Aragonés

oso pardo fop
// Fundación Oso Pardo

Agentes de Protección de la Naturaleza, miembros de la Patrulla Oso del Gobierno de Aragón y el Seprona certificaron ayer domingo la muerte de la osa Sarousse en el valle de Bardají, en la Comarca de la Ribagorza (Huesca).

La muerte se produjo como consecuencia de tres disparos a corta distancia por parte de un cazador que participaba en una batida de caza de jabalí. El hombre que disparó ha alegado actuar en defensa propia.

De acuerdo con la versión de los cazadores y las declaraciones recogidas por parte de la Guardia Civil, durante la batida los perros movieron a la osa, que en un momento llegó hasta un cazador. Éste le gritó para espantarla pero al ver que no retrocedía usó su arma. Tras el incidente, la batida se detuvo y avisaron a la Guardia Civil.

Ahora, el Seprona ha abierto una investigación para determinar la muerte de un ejemplar en peligro de extinción y determinar si el cazador realmente actuó en defensa propia. La necropsia será realizada por técnicos del Gobierno de Aragón a lo largo del día de hoy.

Desde la Fundación Oso Pardo se manifiestan recabando información para determinar las acciones que llevarán a cabo.

matan a la osa sarousse
// Osa sarousse fotografiada por una cámara de trampeo

La osa Sarousse

Sarouse, nacida en 1999 en Eslovenia, fue introducida en el Pirineo francés (Arbas) en 2006, pero pronto cruzó a la vertiente sur y se asentó durante tres año en la Val d’Aran. Desde 2010, vivía de forma solitaria en el entorno del macizo del Turbón, alejada de otras poblaciones de oso. Nunca tuvo descendencia y su último registro por cámaras de trampeo fue en Laspaúles durante el mes de septiembre. Se le atribuyen algunos ataques a ovejas y colmenas.  

osa sarousse
// La osa Sarousse en una de las intervenciones para colocarle un collar de localización (LV)

Tercer oso muerto en el Pirineo a manos del hombre

El 2020 comenzó con buenas noticias para la reintroducción del oso en el Pirineo, especie protegida y catalogada «en peligro de extinción». En abril, el Grupo de Seguimiento Transfronterizo confirmó el nacimiento de 10 nuevas crías en 2019 y un incremento de la población, que alcanzaba ya los 52 ejemplares.

Sin embargo, el mismo mes, conocimos la muerte del oso Cachou, cuyo cadáver fue encontrado en la Val d’Aran el pasado 9 de abril. Aunque inicialmente las informaciones apuntaban a una muerte por causas naturales, en la actualidad todo apunta a un posible envenenamiento y hay una persona detenida.

secreto de sumario Cachou oso pirineo muerte
// Conselh Generau d’Aran

Por otro lado, el 9 de junio, apareció muerto un ejemplar con impactos de bala en el departamento de Ariège, en los Pirineos centrales. La noticia, que apuntaba a un cazador furtivo, la dio la ministra francesa de Transición Ecológica y Solidaria. 

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer mas sobre fauna del Pirineo en este enlace

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *