Razas autóctonas: Cabra pirenaica

cabra pirenaica

En el Pirineo existen diferentes razas autóctonas. Nos han acompañado durante siglos y ocupan un lugar especial en nuestra tradicional forma de vida. Su ecología ha sabido adaptarse a las duras condiciones de nuestras montañas. Y, sin duda, son una parte esencial del patrimonio y la historia pirenaica.

Entre ellas, aparece la Cabra pirenaica, raza considerada autóctona de Aragón y catalogada oficialmente en Peligro de Extinción.

cabra pirenaica


   Origen

La cabra pirenaica ha tenido una distribución histórica principalmente pirenaica. De ahí le viene el nombre. Aún así, antiguamente, también estuvo extendida en el resto de sistemas montañosos del norte de la Península Ibérica.

La raza tiene su origen en los caprinos llegados de Europa Central. Concretamente, parece una evolución de la primitiva Capra aegagrus, que fue capaz de adaptarse a las duras condiciones climáticas de la montaña. 


 icon-circle-o Evolución

La cría de cabra pirenaica estuvo tradicionalmente orientada a la producción de cabritos lechales. Sin embargo, la aparición y consolidación de razas más “atractivas” desde el punto de vista económico, provocaron el deterioro de la especie. Hasta casi su desaparición.

En el año 2000, ante la dramática situación de la raza, un grupo de ganaderos del Pirineo de Huesca, deciden crear ARACRAPI (Asociación de Criadores de Ganado Caprino de Raza Pirenaica). Pretendían evitar su definitiva extinción, fomentar su cría en pureza y buscar la promoción de sus productos tradicionales.

ARACRAPI empezó su trabajo con 10 socios y 380 cabezas. Varios años después, las cifras han mejorado considerablemente y el futuro de la especie parece alentador. A día de hoy, se contabilizan más de 2.500 ejemplares y 35 explotaciones.

cabra pirenaica evolucion población

Además, la distribución geográfica ha aumentado. Se ha pasado de una presencia exclusiva del Pirineo oscense a estar presente en Navarra y Cataluña. Incluso en Castilla y León. 

distribucion cabra pirenaica


   Características

La cabra pirenaica es una raza caprina de doble aptitud: lechera y cárnica. Tiene un peso medio, proporciones alargadas y una alzada media de 75cm. Su cabeza es grande y fuerte, y su encornadura tiene forma de hoz en las hembras y de tirabuzón en los machos. 

Su ecología ha evolucionado hasta reunir unas condiciones perfectas para habitar climas fríos y de abundantes lluvias, propios de las montañas de mayor altitud. Por ejemplo, su pelaje es largo y abundante y sus ubres recogidas, condiciones indispensable para poder sobrevivir y moverse en alta montaña. 

La capa típica de la raza es la franciscana: de color negro, con tonos blancos en extremidades y vientre. Aunque también existen variedades berrenda y cárdena (grises). Pasan gran parte del año en la montaña en semilibertad y alcanzan pastos inalcanzables para otras especies.

cabra pirenaica


   Futuro

En el año 2006, se decide crear el Libro Genealógico de la Raza Caprina Pirenaica y reconocer a ARACRAPI como Asociación gestora del mismo. Gracias a ello, la situación de la raza ha mejorado en los últimos años.

Además, recientemente se han incorporado nuevas formas de producción. Si antes su uso era exclusivamente cárnico, ahora son cada vez más los que se animan a trabajar el recurso lácteo. La cabra pirenaica ofrece leche de muy buena calidad y en niveles considerables, condición que ha llamado la atención de algunos queseros tradicionales

cabra pirenaica

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más entradas similares en este enlace

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *