Razas autóctonas: Gallina del Sobrarbe

gallina del sobrarbe granja escuela riorcal

En el Pirineo existen diferentes razas autóctonas. Nos han acompañado durante siglos y ocupan un lugar especial en nuestra tradicional forma de vida. Su ecología ha sabido adaptarse a las duras condiciones de nuestras montañas. Y, sin duda, son una parte esencial del patrimonio y la historia pirenaica.

Entre ellas, aparece la Gallina del Sobrarbe, que popularmente se había conocido como la “gallina del país”. Es una especie catalogada en el Grupo de Razas Autóctonas en Peligro de Extinción.


 icon-bookmark-o  Historia

La especie fue “descubierta” e identificada en 1995, en el marco de un estudio de conservación de las razas de ganado del Pirineo. Hasta entonces no había conciencia de su singularidad, a pesar de que la especie había acompañado a las casas de las comarcas oscenses durante siglos. Existen fotografías de principios del s.XX que así lo acreditan. 

gallinas del sobrarbe
A la izquierda Bielsa y a la derecha Aragüés del Puerto // Imágenes de la Fototeca de la DPH

Los primeros ejemplares se encontraron en pequeños pueblos cercanos a Peña Montañesa. Zonas aisladas del Sobrarbe. De ahí le viene el nombre. Sin embargo, se sabe que la especie se extendió por todo el Pirineo de Huesca y los somontanos. La gente, popularmente, las conocía como “gallinas del país”. 

Las familias que habían conservado la especie, explicaban su singularidad. Quizá eran “menos productivas” que otras especies, pero mucho mejor adaptadas al entorno. En estos pueblos, primaban las leyes de la naturaleza. José Pueyo, de Torrelisa, “las gallinas de compra son muy fatas y se las acaban llevando las fuinas, las del país se suben a los maderos de los tejados para dormir y desde ahí observan” (Las gallinas del Sobrarbe – Ricardo Azón). 

gallina del sobrarbe cima norte


 icon-list-ul  Características

Son aves de tipo mediterráneo, muy ligeras, con las patas amarillentas y orejilla blanca. Tienen un aspecto rechoncho y la cola especialmente levantada. Además, un curioso “moño” de plumas detrás de la cresta las diferencia de otras especies de gallinas de la Península Ibérica. 

Es un ave fuerte y resistente, muy bien adaptada a medios fríos y húmedos, capaz de soportar una alimentación irregular. Además, es muy viva y despierta, preparada ante la presencia de depredadores como jinetas, fuinas o rabosas.

gallina del sobrarbe cima norte

Tiene una media de puesta de 170 huevos al año. De un color crema. Y a diferencia de otras especies, prefieren dormir en zonas altas, incluso encima de los árboles. Por su parte, los gallos tienen un especial carácter protector, a veces agresivo.

Por el color de su plumaje, podemos distinguir seis variedades

variedades gallina del sobrarbe por color


 icon-location-arrow  Futuro

Después del hallazgo inicial, se encontraron más poblaciones en la Ribagorza y otros pueblos del Sobrarbe. A pesar del escaso número inicial, se comenzó a trabajar por su recuperación, manteniendo aquellos ejemplares que conservaban la pureza de la especie.

gallina del sobrarbe cima norte

En la actualidad, el trabajo ha dado sus frutos y se han extendido los núcleos de cría de Gallina del Sobrarbe. Ahora podemos encontrarlos en las distintas comarcas oscenses del Pirineo, en MonegrosHoya de Huesca, Somontano y otras comarcas de Zaragoza y Teruel. Incluso en Cataluña, Valencia, País Vasco y Navarra.

Además, para velar por la supervivencia de la especie pirenaica, se creó la Asociación de Criadores de Gallina del Sobrarbe y desde el 2014 existe un plan para su conservación.

gallina del sobrarbe cima norte

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más entradas similares en este enlace

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *