El ciervo en el Pirineo

ciervo pirineo

En otoño, si recorremos los bosques y praderas del Pirineo, podemos contemplar un verdadero espectáculo natural: la berrea. Comienza la temporada de celo de los ciervos y el bramido de los machos resuena con fuerza entre los valles pirenaicos. De esta forma, logran cortejar a las hembras y alejar a los competidores. 

Majestuoso y elegante, el ciervo europeo, también llamado común, rojo o venado, es uno de los cérvidos de mayor tamaño. Su presencia se extiende por prácticamente la totalidad de Europa y también es posible encontrarlo en la cordillera pirenaica. 


Características

En la actualidad, existen catalogadas 26 subespecies que se distribuyen en casi todo el hemisferio norte y que presentan variaciones. En el Pirineo encontramos el ciervo europeo (cervus elaphus). De la familia de los cérvidos, solo el alce y el uapití le superan en tamaño. 

Su pelaje es pardo y rojizo en verano y más gris en los meses fríos. Las crías por su parte tienen unas características motas blancas que pierden con la edad. Los machos pueden alcanzar los 200kg mientras que las hembras, más pequeñas, no superan los 100. 

Los machos tienen unas majestuosas cornamentas, que cambian cada años y que adquieren mayor tamaño, longitud y número de puntas cuanta mayor edad tienen el animal. En ocasiones, también una ligera melena cubre su cuello y sus hombros. 

cierva


Distribución del ciervo europeo

El ciervo europeo siente predilección por las praderas y zonas abiertas. Con una gran capacidad de adaptación, podemos encontrarlo en variados ecosistemas y habitats. 

La presión humana le ha obligado a refugiarse en zonas boscosas y su presencia en el Pirineo es cada vez más amplia. En la actualidad, podemos encontrar núcleos importantes en el Valle de la Garcipollera (Jacetania), en la Reserva Nacional de Boumort (Pallars Jussà) y en la Reserva del Alt Pallars (Pallars Sobirà, Alta Ribagorça y Alt Urgell). 

El ciervo europeo es una especie ampliamente distribuida en el hemisferio norte a día de hoy. Y aunque su presencia en el Pirineo es «equilibrada» se encuentra incluida en la Lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

distribucion del ciervo europeo mapa infografía


Alimentación

La dieta del ciervo es exclusivamente herbívora y se adapta al entorno en el que habita. Se alimenta de hierba, brotes y hojas. 

Al mismo tiempo, el ciervo es presa de múltiples carnívoros. En el Pirineo, sus depredadores tradicionales son el oso y el lobo, además del zorro y el águila en el caso de las crías. Para defenderse rara vez se enfrentan a sus «captores», si no que prefiere la huída y el camuflaje. La disminución del número de depredadores ha facilitado su reproducción.

deers


Reproducción, la berrea

Durante el año, las hembras y sus cervatillos viven en manadas formadas por decenas de ejemplares. Los machos, por su parte, son solitarios o se mueven en grupos reducidos. 

Sin embargo, cuando se acerca el otoño y la época de celo, la vida social de los ciervos se revoluciona. Los machos se acercan a las hembras y disputan intensas batallas entre sí para poder formar un harén y reproducirse. Además, emiten fuertes bramidos para cortejar a las hembras y alejar a los competidores. 

Tras la berrea, los machos abandonan el harén y vuelven a su «soledad», momento en el que pierden sus cornamentas hasta el año que viene. A finales de la primavera nacen las crías, amamantadas por sus madres hasta la nueva época de celo. 

 

 Puedes leer más reportajes de fauna pirenaica en este enlace.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *