Los espantabruxas en las chamineras del Pirineo

paseo fotográfico sallent de gállego valle de tena fotografíapaseo fotográfico sallent de gállego valle de tena fotografía chimenea chaminera

El Pirineo es un territorio de leyendas y de una infinita riqueza cultural. Ritos y costumbres ancestrales han ganado la batalla al paso del tiempo y han llegado vivas hasta nuestros días. Una de las más visibles son los espantabruxas. Colocados sobre las chamineras (chimeneas) de las casas son una herencia palpable de una cosmovisión milenaria. 

Los espantabruxas, también llamados espantabrujas o capiscol, son una serie de remates o símbolos que se colocan sobre las chimeneas. Tradicionalmente, se construían y tallaban en tosca, un tipo de roca muy ligera y porosa. Además, es común que posean algún orificio que silba con el paso del viento.

Paseo fotográfico por Lanuza

A lo largo del Pirineo podemos encontrar distintas denominaciones y variedades de espantabruxas. Sin embargo, en los valles pirenaicos predominan tres tipos de tallas: cónicas, antropomorfas (de apariencia humana) y cruciformes. Además también de los característicos cántaros o vasijas de barro que recogen el agua y su poder purificador. 

Espantabruxas en as chamineras d'o pirineo espantabrujas pirineo chimenea


La leyenda de los espantabruxas

La presencia de los brujos y brujas es una constante en la tradición pirenaica. Se dice que cada noche estos seres misteriosos recorrían las calles de los pueblos haciendo conjuros y maldaus. De aquí la necesidad de proteger las casas y hogares.

Las puertas estaban bien cuidadas por las cardinchas y otros símbolos como las religadas, pero era necesario encontrar una solución para ese espacio de las casas que siempre permanece abierto: las chimeneas. Y es así como nacen los espantabruxas, que con sus variadas formas alejaban a los seres malignos de la noche. 

Además, las chimeneas jugaron un rol socializador esencial en la vida de los montañeses. El fuego y el hogar era el lugar en el que las familias se reunían para conversar y contar historias cada noche. Un eje central de la transmisión cultural. 

paseo fotográfico ansó pueblos mas bonitos españa pirineo

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más sobre cultura pirenaica en este enlace

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *