Excursión al Castillo de Samitier

castillo samitier

desniveles castillo samitier

Llega la primavera a la Comarca de Sobrarbe. Y con ella las lluvias, el sol, el deshielo y un amplio abanico de temperaturas que poco a poco nos van dejando salir a respirar aire puro. Copiosas nevadas e incesantes diluvios gracias a los cuales el pantano de Mediano supera el 90% de su capacidad, dan ahora la tregua correspondiente para realizar excursiones e inmortalizar preciosas estampas dignas de esta época del año.

Para coger un poco de perspectiva sin cansarnos demasiado, siempre podemos recurrir a paseos sencillos. Por ejemplo el que conduce a la Iglesia en honor a los Santos Emeterio y Celedonio y al Castillo de Samitier, en el Valle de La Fueva.

castillo samitier
El pueblo de Samitier. Desde el camino de subida al Castillo.

Descripción de la ruta

Tomando como punto de referencia Aínsa, cogeremos la carretera hacia Barbastro A-138. Tras quince minutos de conducción nos desviaremos a la izquierda siguiendo la indicación del pueblo de Samitier. Las calles son estrechas y los espacios para aparcar se cuentan con los dedos de una mano. Si tenéis un coche pequeño será perfecto para esta ocasión. A ser posible, aparcaremos junto a una fuente de piedra que hace las veces de “rotonda” y desde ahí tomaremos una pista señalizada que en sentido ascendente nos introducirá en la caminata.

castillo samitier
Vistas desde el Castillo hacia Ligüerre de Cinca y el Congosto del Entremón.

La ruta es muy fácil y apta para ir con los peques de la familia. Después de unos veinte minutos andando (casi la mitad del recorrido) nos toparemos con la Ermita de Santa Waldesca. Una humilde construcción del siglo XVI a la que podemos acceder y que fue recuperada de su estado de ruina en los años noventa.

Unos metros más adelante veremos una bifurcación que nos invita a acercarnos a Ligüerre de Cinca o a mantenernos hacia el Castillo. Las vistas que se intuyen empiezan a ser fabulosas, con la presa hasta los topes y la Peña Montañesa aparentemente tan lejana. En días despejados Monte Perdido nos saludará en el horizonte.

Los últimos metros hasta alcanzar la Iglesia de los Santos Emeterio y Celedonio son algo escarpados. En lo alto tendremos también una panorámica bien definida del Congosto del Entremón, unos paredones brutales regados por el serpenteante río Cinca. ¡Ojo al asomarnos porque no hay vallas de seguridad! Se ve igual de bien y se hacen unos selfies estupendos unos pasos más atrás.

castillo samitier
Ruinas del Castillo de Samitier.

El castillo de Samitier

El ancho de la construcción románica consigue abarcar toda la cresta, de modo que ¿dónde está el Castillo? Pues bien, habrá que entrar en esta Iglesia del siglo XI (también restaurada en los noventa) y salir por el otro lado. Así alcanzaremos los restos de lo que fue una estratégica torre defensiva contra el Islam en tiempos de Sancho III el Mayor, rey de Pamplona. A pesar de estar en ruina, se accede bordeando su pared.

Desde dentro observaremos las vistas privilegiadas hacia el Pirineo que lo convirtieron en su día en un punto de vigilancia excepcional. Cuando nos hayamos quedado más que saciados de tanta belleza, iniciaremos el camino de regreso. Una media horilla en constante cuesta abajo.

castillo samitier
El Embalse de Mediano se asoma entre las ruinas del Castillo de Samitier.

Una excursión bonita y asequible que no supera las dos horas. Siempre podemos hacerle un hueco cuando estemos de visita (o tengamos la suerte de vivir) en la Comarca de Sobrarbe. Estas fechas son, sin duda, las ideales para disfrutar de la buena climatología y de las vistas verdes y bien hidratadas. ¡Anotadla en vuestra agenda de actividades pendientes!

 

 icon-arrow-circle-right Entrada escrita por Cristina Aibar. Del proyecto Nunca fuimos de Notable.

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más rutas similares en este enlace.

 

Por Cristina Aibar

Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *