Aves necrófagas del Pirineo

aves necrófagas del Pirineo
Imagen de FCQ

Las aves necrófagas o carroñeras se alimentan de animales muertos. Son las encargadas de cerrar el círculo de la cadena trófica y de devolver al sistema la energía y los nutrientes prestados. De esta forma, juegan un rol esencial en el mantenimiento y buen funcionamiento de los ecosistemas

Por otro lado, al eliminar de forma natural los animales muertos, contribuyen a reducir el riesgo de epidemias y contagio de enfermedades, a los que otras especias (especialmente los grandes mamíferos) son susceptibles. En el Pirineo se alimentan principalmente de los restos de la ganadería extensiva, de ungulados silvestres (como el sarrio o el corzo) y de los desechos de la actividad cinegética. Además, desde la implementación de planes de conservación, existen muladares especialmente destinados para proveer de alimento a las necrófagas. 

El Pirineo cumple muchas de las condiciones que las rapaces necrófagas necesitan para vivir.  La orografía montañosa y las condiciones climáticas adecuadas permiten que su presencia esté registrada a lo largo y ancho de la cordillera.

 

Principales aves necrófagas carroñeras Pirineo


Principales aves necrófagas del Pirineo

El buitre leonado está muy extendido. En un mismo acantilado rocoso llegan a anidar decenas de parejas. Puede tener hasta 2,5 metros de envergadura y pesar hasta 9 kilos. Su hermano, el buitre negro, también aparece esporádicamente en el Pirineo, pero en un grado minoritario. 

buitre leonado aves necrófagas
Imagen FCQ

El quebrantahuesos, por su belleza, su escasez y su particular comportamiento ecológico, se ha convertido en un símbolo del Pirineo. En 1995, fue catalogada como especie en peligro de extinción. Tiene cola romboidal y puede sobrepasar los 2,80 metros de envergadura. Es el único ave osteófaga del planeta (que se alimenta de huesos) y solo en Aragón vive cerca del 40% de la población total europea. 

quebrantahuesos aves necrófagas
Imagen FCQ

El alimoche es el más pequeño de la familia de los buitres. En los muladares suele ser el último en comer, esperando su turno tras las carroñeras más grandes. También tiene una cola romboidal y es un ave migratoria, que se puede ver en el Pirineo entre los meses de marzo y septiembre. 

alimoche aves necrófagas
Imagen Birding Pirineos

El milano real es una rapaz de vuelo ligero y tamaño mediano con una característica cola en forma de «Y». Tiene hábitos carroñeros aunque no siempre es catalogada como necrófaga, ya que también caza pequeños mamíferos, anfibios, insectos o peces. Forman dormideros comunales en los bosques y está catalogada como especie en peligro de extinción. Durante unos meses al año, también se puede encontrar en el Pirineo el milano negro. 

milano real aves necrófagas
Imagen Birding Pirineos

Además de las cuatro principales aves necrófagas del Pirineo, existen otras como el águila real o el cuervo, que también se pueden alimentar de carroña. Así como los ya nombrados buitre negro y milano negro. Todas ellas, juegan un papel esencial en nuestro entorno.

 

 icon-arrow-circle-right Si quieres leer más entradas sobre fauna pirenaica puedes visitar el siguiente enlace.

 icon-arrow-circle-right Recomendamos este catálogo de aves para conocer en profundidad las aves del Pirineo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *