Vivaquear en las cimas del Pirineo

vivaquear pirineo
// Imagen de Jesús Latas, en la cima del Cilindro. En frente Monte Perdido

«Estás en la montaña. La tarde es clara y quedan pocas horas de sol. El resto de personas ya han terminado sus excursiones y la tuya solo acaba de empezar. Todavía asciendes y falta mucho para volver a casa. No hay problema. Esto es precisamente lo que buscabas. Llegas a la cima justo antes del atardecer y comienzas el descenso después del amanecer. Tú y la montaña. Tú y la inmensidad. Que placer.»

Vivaquear en las cimas de montaña se ha convertido en una nueva tendencia. La luz, el paisaje y la belleza conforman un trío inseparable del que resulta difícil no acabar cautivado. Y cualquier amante de la fotografía y la naturaleza sabe que las mejores luces son las del atardecer y las del amanecer. Dos momentos efímeros en las que las montañas se visten con sus mejores colores. 

vivac en la cima del aneto
// Imagen de Roke Rubio en la cima del Aneto

Sin embargo, tradicionalmente, el alba y el ocaso son dos momentos mágicos que no solemos disfrutar en la montaña, pero que cada vez son perseguidos por más montañeros. Quienes lo han vivido saben que pasar una noche en la cima de una montaña es una de las experiencias más cautivadoras y atractivas que se pueden vivir en la naturaleza. 

Contemplar como los últimos rayos de sol se pierden en un horizonte de montañas; abrigarse bien en el saco y contemplar un cielo plagado de unas estrellas más cercanas y grandes que nunca; despertar y contemplar como el sol poco a poco vuelve a cubrirlo todo. Es una experiencia que hay que vivir. 


Precauciones

Sin embargo, y como siempre, resulta esencial advertir de que las montañas son lugares cambiantes en los que las condiciones se pueden volver muy duras. Para realizar un vivac en cimas de altura es fundamental tener experiencia en montaña y contar con el material adecuado para pasar la noche en buenas condiciones. Así como tener «certeza» de unas buenas condiciones meteorológicas y estar preparados para cualquier imprevisto.

No obstante, existen cada vez más guías de montaña que incluyen entre sus servicios el vivaquear en las cimas pirenaicas; y con los que podemos contar para disfrutar de esta experiencia con las máximas garantías. 

vivaquear pirineo
// Imagen de Jesús Latas

Cimas emblemáticas

Algunas cumbres emblemáticas y conocidas en las que vivaquear en el Pirineo aragonés son: Bisaurín, Aspe, Collarada, Vértice de Anayet, Garmo Negro, Balaitous, Monte Perdido, Cotiella, Taillón, Marboré, Posets, Perdiguero, Aneto o Salvaguardia. 

A día de hoy, hay quienes incluso hablan ya del término «cimaquear» como una nueva forma de disfrutar la montaña. De hecho, existe el libro «30 vivacs en cumbres del Pirineo, de Jon Pérez Feito» en el que se recomiendas cimas para vivaquear y se dan todos los detalles necesarios para hacerlo en perfectas condiciones.

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más rutas del Pirineo en este enlace

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *