La leyenda de Bosnerau

leyenda bosnerau basajarau basajaun

En el Pirineo existe un ser tremendamente especial. Es señor de los bosques y protector de los rebaños. Inventor de la agricultura y la ganadería. El personaje es común en la mitología vasca y aragonesa, aunque recibe diferentes nombres. En Euskadi le llaman Basajaun; Basajarau en los Valles Occidentales y Bosnerau en el Pirineo central.

Cuenta la leyenda que Bosnerau habitaba nuestros bosques y montañas mucho antes de que llegaran los primeros humanos. Su fuerza es colosal, gigantesca su estatura y su cuerpo está totalmente cubierto de pelo. Tiene una larga melena y una barba protuberante.

A pesar de su aspecto salvaje, su carácter es amable y tremendamente bueno. Vive en cuevas junto a las cumbres más altas y pasea por los bosques protegiendo a los rebaños. Dice la leyenda que Bosnearau alerta con silvidos de las tormentas y de los lobos, y así los pastores pueden resguardar a los animales. Los rebaños, cuando notan su presencia, le saludan de forma unánime con sus esquilas y cencerros. Además, en señal de agradecimiento, los pastores le dejan comida en el bosque.

Fue Bosnerau quien con su tremenda sabiduría, enseñó a los primeros hombres y mujeres que habitaron nuestras montañas a cultivar los campos, trabajar la madera y cuidar el ganado. “Al brotar la hoja, siémbrese el maíz; al caer la hoja, siémbrese el trigo”, les decía. Gracias a él, los humanos aprendieron a sobrevivir en las montañas y, por ello, es un personaje tremendamente querido por nuestra tradición.


Más…

En otras culturas también existen personajes de formas similares como los ogros, los trolls o el mismo yeti. Algunos antropólogos señalan que la presencia de estos seres mitológicos en nuestra tradición está vinculada al recuerdo de la coexistencia con el hombre Neandertal

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más leyendas del Pirineo en este enlace

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *