Fotoreportaje: Viernes de Mayo

Como cada primer viernes de mayo, Jaca conmemora la batalla en la cual su ejército cristiano venció a las tropas musulmanas en el ahora denominado, en referencia a la batalla, “el Llano de la Victoria”.

Se cuenta que hacia mediados del siglo VIII, al amanecer de un primer viernes de mayo, el entonces caballero y posterior conde Aznar, consiguió evitar que la ciudad cayera en manos de los 90.000 árabes que estaban dispuestos a conquistarla. El ejército cristiano, considerablemente inferior en número, se valió prácticamente de la totalidad de los habitantes de la ciudad para poder conseguir la victoria. Se dice que estando en batalla, las mujeres de Jaca decidieron acudir a la lucha con lo que tenían en sus casas. También espejos, en los que reflejaron los rayos de Sol y asustaron a los rivales, que llegaron a creer que se acercaba un enorme ejército en ayuda del jaqués, lo cual les hizo huir.

Desde entonces, el regreso a Jaca del ya Conde Aznar se convirtió en una fiesta que se conmemora cada primer viernes de mayo. Actualmente, está declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón.


viernes de mayo

Comienzo del desfile en la calle Mayor. Desde aquí recorrerán la ciudad para dirigirse hasta el campo de batalla.


viernes de mayo

El desfile pasando por delante del ayuntamiento, donde se encuentran las autoridades. Más tarde acudirán a una misa en la ermita conmemorativa de La Victoria.


viernes de mayo

Escuadra de artesanas, que como cuenta la leyenda, también fueron a la batalla.


viernes de mayo

Arqueros pasando por delante de la iglesia del Carmen.


viernes de mayo

Para conmemorar la batalla, tanto personajes del desfile como gran parte de la gente de Jaca, se preparan sus almuerzos en hogueras en el Llano de la Victoria. A base de migas, carne a la brasa y vino.


viernes de mayo

Dos artesanos con sus llamativos sombreros, en los cuales van también los espejos que asustaron a los musulmanes. Observan la salida de la misa de la ermita de La Victoria.


viernes de mayo

Recreado ya lo que pasó después de la batalla. La gente vuelve a la ciudad para celebrar la victoria portando sus estandartes.


viernes de mayo

El Conde Aznar, líder del ejército, entra en la ciudad seguido de sus caballeros.


viernes de mayo

Delante de las autoridades y en la puerta de la catedral, se ondean las banderas.  Representan las buenas noticias.


viernes de mayo

Al final del desfile, toda la ciudad canta y graba el himno de la fiesta frente al ayuntamiento.


 icon-arrow-circle-right Puedes ver más fotoreportajes en este enlace

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *