58 buitres negros han nacido en el Pirineo en diez años gracias a su reintroducción

reintroducción buitre negro pirineo

En 2020 se cumplieron diez años desde que naciera el primer buitre negro (Aegypius monachus) en la Reserva Nacional de Caza de Boumort, en el Pirineo de Lleida. Aquí, la Generalitat de Cataluña en colaboración con la organización conservacionista GREFA y otras entidades y organismos, promueve un plan de reintroducción de la especie.

Poco a poco, el buitre negro, incluido en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, se está recuperando. Vuelve a ocupar su lugar en el Pirineo. Se trata del más grande de los buitres de la Península Ibérica y estiman que en la actualidad hay 66 ejemplares viviendo en Lleida. 

Los buitres negros efectúan cada año una puesta de un único huevo. Desde que en 2010 comenzaron a criar, el número total de parejas reproductoras que han hecho su puesta es de 26 y han nacido 58 pollos. Casi el 60 % de estos nacimientos se han producido en los años 2018, 2019 y 2020. 

“Si nos centramos en 2020, han sido catorce parejas las que empezaron a incubar su puesta y asciende a diez el número de pollos que finalmente han nacido. Esta cifra iguala el número de nacimientos del año pasado, que marcó un récord en la colonia de Boumort”, explica en un comunicado GREFA.

Un dato a destacar es que en 2020 cinco de las diez parejas que han tenido pollos están formadas por buitres negros reintroducidos por el proyecto o bien por un ejemplar reintroducidoy otro ya nacido en la colonia de Boumort.

mapa distribucion buitre negro reintroducción


Una reintroducción que va más allá de Pirineos

La primera pareja de buitre negro que crió en la reserva pirenaica de Boumort fue la formada la hembra Perla y el macho Portell (ambos reintroducidos). Su primer pollo nació en 2010 y fue bautizado como Gala.

“Este nacimiento marcó un hito en la historia de la conservación del buitre negro, ya que hacía más de cien años que esta rapaz necrófaga incluida en el Catálogo Español de Especies Amenazadas no se reproducía en el ámbito pirenaico”, recuerda Ernesto Álvarez, presidente de GREFA.

El Proyecto Monachus de GREFA busca conectar las grandes colonias de buitre negro del centro y el sur de la Península Ibérica con las que se están creando en Francia y otros países. Por este motivo, no solo actúan en el ámbito pirenaico. Lo hacen a nivel europeo. 

 

  Fuente: Agencia Sinc

 icon-arrow-circle-right También puedes leer más sobre fauna del Pirineo en este enlace

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *