Piedras con historia

El Pirineo ha sido un lugar de tránsito desde tiempos inmemoriales. La cordillera ha actuado como lugar de enlace entre la Península Ibérica y el resto de Europa para cada civilización que ha habitado estas zonas. Prueba de ello son los numerosos yacimientos presentes todavía en los diferentes valles altoaragoneses.

Hace unos 5.000 años, durante el neolítico, los pastores nómadas atravesaban las montañas pirenaicas. Debieron pensar que era un buen lugar para asentarse y, al igual que en el resto de civilizaciones históricas, dedicar sus principales construcciones a preservar la memoria de sus difuntos.

Las construcciones más populares para el visitante son los dólmenes, tumbas de inhumación colectiva que se utilizaron en distintas ocasiones durante largos periodos de tiempo. Los identificados como tal en Aragón, cuentan con una planta rectangular o cuadrada y una sola piedra que forma cada pared (ortostato), sobre las cuales se posa una cubierta constituida por otra piedra plana y adintelada.

La entrada del dolmen se abre en dirección a la salida del sol. Los túmulos sobre los que se asientan estos dólmenes son circulares, estando actualmente castigados por la erosión. Para su construcción se seleccionaron siempre las piedras más grandes y planas del terreno, sin importar que se tratara de caliza, arenisca o conglomerados.

A lo largo de todo el Pirineo Aragonés se pueden observar evidencias, en ocasiones muy bien conservadas, de la vida megalítica. En la cabecera del Aragón Subordán, se han catalogado hasta 80 monumentos, creando la que es considerada la mayor concentración de megalitos de la cordillera pirenaica.

Además, existe la posibilidad de conocer detalladamente toda la historia megalítica de la zona en el Centro de Interpretación del Megalitismo Pirenaico, con visitas guiadas por algunos de los restos que aún resisten.


 icon-camera  Fotogalería

 

1. DOLMEN DE AGUA TUERTA (Ansó)

dolmenes historia del Pirineo

Quizás el más conocido del Pirineo Occidental. Situado en la entrada del valle de Agua Tuerta, como si fuera la casa de algún duende que vigila el acceso al majestuoso paraje.


2. DOLMEN DEL CAMÓN DE FITAS (Ansó)

dolmenes historia del Pirineo

En Guarrinza, conocido por algunas gentes como “El Puntal de las Mentiras”. El único que se aparta de la descripción de dolmen de toda la cordillera. Tiene un sepulcro de corredor y un pasillo cubierto como acceso. Actualmente, debido a la erosión, tan sólo queda en pie uno de los hitos, habiéndose deslizado el resto hasta el río por la morrena glaciar sobre la que se sitúa.


3. LA CORONA DE LOS MUERTOS (Valle de Hecho)

dolmenes historia del Pirineo piedras

En la Selva de Oza, cuenta con los restos de 120 estructuras circulares de piedra correspondientes a distintas épocas prehistóricas. Estas hacen referencia a restos de cabañas de pastores, enterramientos e incluso ha sido yacimiento de armas encontradas referentes a varias batallas que se dieron a lo largo de la historia.


4. DOLMEN DE LAS GÜIXAS (Villanúa)

dolmenes historia del Pirineo piedras

Mucho antes de la creación del camino “Summus Portus” de los romanos, ya existían en el Valle del Aragón asentamientos humanos. Muestra de ello son los tres dólmenes de Villanúa. Todos ellos (el de Letranz, de las Tres Peñas y de las Güixas), a diferencia de los del Valle de Hecho, están orientados al sur.


5. DOLMEN DE SANTA ELENA (Biescas)

dolmenes historia del Pirineo

Fue destruido durante la Guerra Civil y de los dos dólmenes originarios, en los años setenta, se reconstruyo sólo uno de ellos.


6. DOLMEN DE TELLA o «PIEDRA DE VASAR» (Tella)

dolmenes historia del Pirineo piedras

Con el “Castillo Mayor” de fondo, es el monumento megalítico más representativo de Sobrarbe y uno de los más famosos de la Península Ibérica.


dolmenes historia del Pirineo

Centro de Interpretación del Megalitismo Pirenaico, en el Valle de Hecho. Situado en la antigua casa forestal, entre la Selva de Oza y el pueblo de Hecho.

 

 icon-arrow-circle-right Para conocer más sobre megalistismo pirenaico podéis visitar el centro de interpretación.

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más entradas de cultura pirenaica en este enlace.

 

Por Aitor Borruel

Fotógrafo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *