La historia del Canfranero

Ya en 1853 comenzó a aparecer la idea a ambos lados de la frontera pirenaica de unir las ciudades de Zaragoza y Pau mediante una línea ferroviaria. Pero no sería hasta 1882 cuando, finalmente, Alfonso XII inauguraría las obras del ferrocarril de Canfranc.


Parada del tren para intercambio de pasajeros en la estación de Huesca

tren canfranero fotoreportaje

Los 6 años fijados para la conclusión de la obra, se convirtieron en 11 para que el tren apenas llegara a Jaca. Quedaba todavía el tramo más complicado, Jaca-Canfranc, 21km con 400m de desnivel, para los cuales era necesaria una gran inversión en la construcción de túneles y viaductos.


Pasajeros disfrutan del paisaje que ofrece el tren a lo largo de la comarca de la Hoya de Huesca

tren canfranero fotoreportaje

Sin embargo, la importancia que iba a tener la Estación Internacional de Canfranc, gestionada conjuntamente por Francia y España en la época, no permitió que se detuviera el proyecto. En 1928, se dio por finalizado y se inauguró la línea de manera oficial.


Vistas desde el tren del río Gállego, poco después de salir del embalse de La Peña

tren canfranero fotoreportaje

Tras la Guerra Civil española y con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, la línea vive sus mejores años. Desde los puertos portugueses entraban grandes cantidades de mercancías que se dirigían hasta Suiza, país neutral en el conflicto, cruzando España y Francia. Y en la mayor parte de los casos pasando por Canfranc.


Una viajera tocando un Ukelele en una de las paradas del tren. Siendo un reflejo del actual carácter lúdico o de ocio del tren

tren canfranero fotoreportaje

En los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial, se cerraron todas las fronteras pirenaicas para evitar incorporaciones a la resistencia maqui de los republicanos exiliados en Francia. Así, la comunicación ferroviaria fue interrumpida durante unos pocos años.


El tren a su paso por Jaca, con vistas de la Peña Oroel a través de la ventanilla

tren canfranero fotoreportaje

En 1949 se reanudó la actividad, aunque pasarían unos años hasta recuperar la normalidad en las comunicaciones transfronterizas. En 1954 el tren entró en auge de nuevo. A partir de entonces, se empezaron a exportar frutas y hortalizas de la huerta valenciana a Francia mediante esta línea.


Llegada del tren a la Estación Internacional de Canfranc, iluminada en los últimos años como atracción turística

estacion canfranc

Llegó la década de los 60′ y se decidió desplazar el transporte de hortalizas, que tanto había dado a Canfranc, a Irún y Port Bou. El motivo fue que allí se contaba con instalaciones que permitían un cambio de ejes de las cuales Canfranc carecía, ya que las vías francesas tenían y tienen un ancho diferente a las españolas.


Ancho de vías francesas a pocos km de la frontera ya abandonadas pero todavía en aparente buen estado

tren canfranero fotoreportaje

Este cambio de las comunicaciones afectó gravemente al canfranero y poco a poco fue quedando en desuso. Finalmente, en 1970 el descarrile de un tren de mercancías en Francia causó el derrumbamiento de un puente que supuso el fin de la comunicación transfronteriza.


Tramo de vía abandonada y en peor estado a la altura de la localidad francesa de Cette-Eygun

tren fotoreportaje

Actualmente, en la parte aragonesa se encuentra en funcionamiento el tren Zaragoza-Canfranc. Es una buena opción para quien quiera llegar al Pirineo de manera tranquila y disfrutando del paisaje. Sobre todo en los tramos paralelos al río Gállego primero y al Aragón después, donde además de las vistas naturales que ofrece el trayecto se puede apreciar toda la obra de ingeniería que supuso la construcción de la línea ferroviaria a principios del siglo XX. Destacan los túneles y puentes que atraviesa el tren a lo largo de todo el recorrido.


Límite sur del recorrido en Francia, donde se corta la línea en la Estación de Bedous

tren canfranero fotoreportaje

En Francia, después de llevar 36 años cerrada la línea desde Olorón, se reabrió en 2016 el tramo hasta Bedous. Así, tan solo queda pendiente de rehabilitación los aproximadamente 25km que unen esta localidad con Canfranc. Significaría una vuelta a la comunicación transfronteriza por ferrocarril en Aragón.


Tren en funcionamiento entre Bedous y Olorón Saint Marie

tren fotoreportaje

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más reportajes y fotoreportajes de Cima Norte

 

Por Aitor Borruel

Fotógrafo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *