I Retiro fotográfico del Valle de Borau

esther navalResumen I Retiro Fotografia Borau Ojos Pirenaicos Asociacion Cacaleyo

La Asociación Cacaleyo junto con Ojos Pirenaicos y la fotógrafa aragonesa Esther Naval celebraron el 24 y 25 de Octubre su I Retiro de Fotografía del Valle de Borau. Un encuentro que gira alrededor de la fotografía en la localidad de Borau y su entorno natural más próximo gracias a las ayudas del Fondo de Cohesión Territorial del Gobierno de Aragón.


Un encuentro diferente en tiempos de pandemia

Es una situación complicada, también para los guías de montaña. Una constante incertidumbre cargada de restricciones y de normativas. Sin embargo, una máxima parece clara: dónde mejor estamos es al aire libre, compartiendo con precaución y responsabilidad.

La vida continúa y los proyectos siguen en marcha con la inquietud de cada uno. Ojos Pirenaicos nació hace 15 años en forma de un blog que unía dos de mis pasiones, la imagen y la palabra. Y, hasta el día de hoy, tiene al Pirineo como protagonista de estas y otras muchas aventuras. El proyecto evolucionó hacia mi iniciativa de autoempleo donde intento mezclar la interpretación y observación del medio natural , la educación ambiental o los viajes, pero siempre con la fotografía de por medio.

Actividad Fotografica en Pirineo I Retiro Borau Ojos Pirenaicos cacaleyo Fotos Concurso-5

Que la Asociación Cacaleyo confíe en nosotros para la organización de un Retiro Fotográfico en la localidad donde habito, ha sido ilusionante y motivante al mismo tiempo. Debido a las restricciones sanitarias únicamente han podido disfrutar del programa 12 participantes, y aunque la atención ha sido mucho más personalizada, también nos habría gustado ver al pueblo de Borau más animado para celebrar este primer encuentro.


Salidas y talleres de iniciación a la fotografía al aire libre

No hay mejor forma que combatir al virus que respirar aire limpio en lugares abiertos, y Borau ofrece el entorno perfecto para la práctica fotográfica en estas condiciones. Además, el otoño nos regala una sucesión de luces y colores que nos lo ponen más en bandeja si cabe.

Conocí a Esther Naval en el año 2017, cámara en mano y caminando por los senderos del Valle de Langtang en Nepal y pronto el amor por la fotografía nos junta en otros escenarios de nuestra geografía. Esther es fotógrafa profesional y consigue hacer de su pasión un modo de vida. Merece la pena pasearse por su web y sumergirte en esa especial mirada que tiene.

Junto a ella he tenido la suerte de impartir y realizar diferentes salidas. Desde las calles empedradas de Borau, pasando por los senderos más familiares hasta, sin duda, uno de los miradores más sobrecogedores del Pirineo Aragonés: el de las “Blancas”. A más de 2.000 metros es mi última apuesta por el ecoturismo recogida tras el Mirador del Pirineo.


San Adrián de Sasabe, testigo del “ojo” artístico

La jornada del domingo comenzó escuchando a Pilar Gracia, historiadora y residente de la villa que con sus innumerables anécdotas y conocimientos nos acercó el pasado y el presente de San Adrián de Sasabe, un rincón de leyendas construido en la confluencia de los barrancos Lopán y Calcil. Un tesoro de nuestro patrimonio que es necesario conocer para conservar.

Me encanta la inquietud de Pilar, su interés por seguir descubriendo un pasado hoy muy presente de estas pequeñas laderas que aterrizan en el río Lubierre. Con ella siempre se aprende algo y la visita guiada a la ermita es algo que disfrutamos todos los participantes de este primer retiro de fotografía.

Actividad Fotografica en Pirineo I Retiro Borau Ojos Pirenaicos cacaleyo Fotos Concurso-9

Esta historia nos dio pie a escribir la nuestra, o mejor dicho, a “captar” cada uno la suya a través del visor de la cámara de fotos, y así lo podréis disfrutar en las imágenes que acompañan a este reportaje.

Así comienza y termina este taller de iniciación a la fotografía, dónde cada uno ha sacado el jugo a su manera en dos jornadas intensas que han pretendido fijar las bases fotográficas para aquel que no las tuviese y de afianzar y dar rienda suelta a la creatividad personal de cada uno. Sentirse libre y sacarle el máximo partido a nuestra cámara y buscar las mejores localizaciones para la fotografía de paisaje, patrimonio o naturaleza. Pero por supuesto ha sido un retiro para seguir viviendo, conviviendo y compartiendo las experiencias personales a través de la pasión por la fotografía en un escenario “seguro”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA


Un evento que pretende la desestacionalización del turismo rural en los meses de otoño, “sin salir del valle”

El otoño es una época mágica, y de eso saben mucho los pobladores del mundo rural. De estas montañas Pirenaicas donde la sucesión de colores a lo largo de los meses otoñales hacen que cada día sea una nueva aventura. Sin salir del Valle de Borau y eligiendo algunos de sus rincones, se puede ofrecer una experiencia muy intensa e interesante.

Un mundo de opciones se abre ante el visor de nuestra cámara, que además recoge la expresión personal de cada uno con la saturación de los colores más naturales del otoño. Espero que os guste esta pequeña muestra de algunos de los momentos vividos durante el retiro gracias a los ojos de sus protagonistas y por supuesto deseando que el próximo año podamos celebrar la segunda edición en unas circunstancias diferentes pero donde la los colores del otoño nos hagan disfrutar de nuevo de vuestra compañía.

 

 

  Entrada elaborada por Ojos Pirenaicos. Guías profesionales del Pirineo especialistas en turismo activo, fotografía y educación ambiental. 

  Puedes leer más sobre fotografía en este enlace

 

Por David Ruiz de Gopegui

Guía de media montaña Ojos Pirenaicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *