Graban a un lobo en la estación de esquí de Vall de Núria

lobo pirineo cima norte

El lobo vuelve al Pirineo. Después de décadas de extinción, distintos ejemplares procedentes de los Apeninos italianos alcanzan los valles Pirenaicos. Los avistamientos han sido puntuales y no existen familias establecidas, pero su presencia comienza a ser habitual. 

El miércoles pasado en la noche, dos trabajadores de la estación de esquí de Núria en el Pirineo catalán, avistaron a un lobo. El ejemplar adulto pasó tranquilamente frente a ellos y continuó su camino. Casi sin inmutarse. Lluis Torrent, uno de lo trabajadores, alcanzó a sacar su móvil y grabar al espectacular ejemplar. 

Los lobos observados en el Pirineo durante los últimos años provienen de la expansión natural de la población de lobos italianos (Canis lupus italicus). Primero llegaron a los Alpes y desde ahí se están desplazando hacia el Pirineo. En Francia su presencia es más habitual y ahora están cruzando a la vertiente sur de la cordillera. 

El lobo se dio por extinguido en el Pirineo en la primera mitad del s.XX. y no fue hasta principios del nuevo siglo que tuvieron lugar los primeros avistamientos. Sin embargo, su presencia es reducida y puntual. En los últimos años, el equipo de seguimiento del cuerpo de Agents Rurals solo ha fotografiado unos pocos ejemplares y en contadas ocasiones. Para ello utilizan cámaras automáticas capaces de registrar los desplazamientos nocturnos. 

avistamiento lobo pirineo
// Agents Rural

Al parecer se trata en la mayoría de casos de machos jóvenes que realizan largas migraciones y exploran nuevos territorios. No existe constancia de que se hayan reproducido y de que existan grupos familiares completos, por lo tanto, a día de hoy no se puede considerar que existe una población de lobos establecida en Catalunya. 

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más sobre fauna del Pirineo en este enlace. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *