Vía ferrata Pico Articalena, en la Selva de Oza

vía ferrata pico articalena selva de oza

La primavera ha llegado en todo su esplendor a la Selva de Oza. Brillan verdes los prados y los árboles al paso imponente del río Aragón Subordán. Y una forma especial de disfrutar desde las alturas de este entorno mágico es la vía ferrata del Pico Articalena (1.490 m). 

El origen de la vías ferratas se remonta a los Alpes. A mediados del s.XIX se instalarón las primeras para facilitar el acceso a determinadas cimas. Pero fue en la I Guerra Mundial, cuando su uso se popularizó. Fueron utilizadas con finalidades bélicas para el traslado de tropas y materiales a través de las inaccesibles montañas de la gran cordillera europea.

vía ferrata pico articalena selva de oza


La vía

La vía ferrata del Pico Articalena, es la única que encontramos en la zona. Fue equipada en el año 2011 y está considerada de dificultad media (K 2-3). Asciende una roca caliza de gran adherencia y consistencia que tiene muy buenos agarres. A lo largo del recorrido, superamos 240 m de desnivel y 370 m de distancia. A diferencia de otras ferratas, la presencia de hierros y grapas es escasa. Así que permite usar la pared y sus agujeros. Como si estuviéramos escalando en roca. 

Dificultad: K2Aproximación: 10 min
Apta iniciación:Ascensión: 1h 15′
Total actividad: 2hDescenso: 35 min


Descripción de la ruta

Atravesamos los pueblos de Hecho y Siresa para adentrarnos en la imponente Selva de Oza. Continuamos la carretera hasta el sector de “La Mina”, inicio también de la ruta que nos lleva al Ibón de Acherito. 

Al cruzar el puente encontramos un cartel informativo de la vía ferrata. Aquí comienza la ruta. Descendemos el río por su margen derecha siguiendo un camino que en unos 10 minutos nos lleva hasta el pie de la vía. 

vía ferrata pico articalena selva de oza

Aquí la trilogía imprescindible en cualquier vía ferrata: casco, arnés y disipador. El primer tramo es la zona más vertical, pero la presencia de peldaños y grapas es mayor. Aún así, puntualmente tendremos que ayudarnos de la roca.

Más adelante, la inclinación disminuye (semivertical) y las presas casi desaparecen. Seguimos el recorrido a lo largo de la línea de vida sirviéndonos de la roca. En mitad de la senda hay una vía de escape bien señalizada que nos devuelve de nuevo al camping. 

vía ferrata pico articalena selva de oza

Si continuamos, quitando algún resalte, el recorrido se vuelve más sencillo, ya que casi no hay verticalidad. Aún así, las vistas pueden impresionar un poco a las personas con vertigo. 

Tras algo más de una hora a un paso tranquilo llegaremos al final de la vía ferrata. Si seguimos los hitos, un poco más adelante alcanzaremos la cima. Desde aquí, las vistas al escarpado Chipeta Alto (2.175 m) y al mítico Castillo de Acher (2.384 m) son impagables.

vía ferrata pico articalena selva de oza

Después, la vuelta se realiza por un sendero que se va a la derecha. Y que después de atravesar el barranco, te lleva a una ladera desde la que ya se ve el parking. En unos 35 minutos totales de descenso estaremos de nuevo en el coche. 

Sin duda, una vía ferrata muy agradable. La ausencia de grapas nos hará creer que estamos escalando y las vistas desde arriba que nos regala de Guarrinza y la Selva de Oza son espectaculares.

vía ferrata pico articalena selva de oza

 

 

 icon-arrow-circle-right Puedes leer más rutas de vías ferratas y escalada en este enlace.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *